Kinesiología Aplicada, el diagnóstico natural

La mayor incógnita que un médico ha de afrontar ante un enfermo es el diagnóstico. Hoy en día la ciencia médica tiene a su alcance  gran cantidad de máquinas que le dan una información valiosísima a la hora de entender las diferentes patologías. Así podemos “entrar”  en el cuerpo de la persona y explorar hasta el más mínimo detalle: huesos, vísceras o fluidos corporales. Mediante una analítica podemos determinar una serie de parámetros de la sangre, hormonas, etc.

Con toda esta información accedemos a unos valores que sirven para acoplar un tratamiento predeterminado aplicando una serie de medicamentos con más contraindicaciones que beneficios, ya que todos estos medicamentos tienen una serie de efectos secundarios que más que para enfermos parece que debieran recomendarse para gente sana.

Lo más penoso es que muchos medicamentos son “para toda la vida”. Como si nuestro cuerpo no tuviera la capacidad de recuperarse.

Haría falta un método de diagnóstico que averiguara, no ya el problema, que ya sabemos, sino el porqué se produce el problema y desde dónde se produce. De esta forma obtendríamos la causa de la patología y sobre todo medicamentos que no tuvieran contraindicaciones y tampoco  fueran adictivos

Hay muchas formas de diagnosticar por métodos naturales y sin necesidad de máquinas:

IRIDOLOGÍA: observando el iris podemos ver el historial de la persona a través de una serie de signos que nos indican el nivel de intoxicación, lesiones que ha tenido a lo largo de su vida y en qué estadio se encuentran, qué órgano está intoxicado, la vitalidad del individuo, etc. Con este método podemos aplicar un tratamiento para mejorar su salud.

OBSERVACIÓN DE LA LENGUA: Este método milenario de la MTC nos permite, al igual que en el iris, obtener información de una serie de parámetros como los ejes Frío – Calor, Plenitudes y vacíos, mucosidades, estancamientos, y otros desajustes importantes para la toma de decisiones a la hora de aplicar un tratamiento.

También es muy importante la observación de la persona en conjunto, piel, manos, gestual, etc.

Aparte de estos y otros métodos totalmente Naturales y sin maquinaria, tenemos la Kinesiología Aplicada

KINESIOLOGÍA APLICADA: Este método fue creado por el Dr. Goodheart en Estados Unidos a principio de los años 60.

En el inicio se empleó para ver qué músculo estaba fuerte o débil según diferentes posturas. Más tarde, y con la colaboración de los hermanos Kendall, el Dr. Chapman, Dr. Bennet, y otros, fueron incorporando puntos de acupuntura, puntos neurolinfáticos y puntos neurovasculares.

A partir de toda la experiencia acumulada desde entonces y los descubrimientos que se han ido realizando, se ha demostrado que cada músculo está conectado con un órgano y con un meridiano de acupuntura.

De esta forma, si un músculo está debilitado podemos saber qué  problema tiene: si es el músculo el que tiene la disfunción o si el problema viene del órgano o del meridiano relacionado.

RELACIONES MÚSCULO – ÓRGANO, voy a poner un ejemplo:

Una persona acude a la consulta con dolor en lumbares, con frecuentes lumbalgias y pinzamiento en el ciático, lo que le invalida durante un tiempo. Lo inmediato es tomarse un analgésico para quitar el dolor. Esto funciona a veces rápidamente, pero otras no. El más frecuente es un ibuprofeno.

Este medicamento tiene contraindicaciones sobre todo para personas que tienen problemas renales, digestivos, de visión, etc.

Las vértebras lumbares están implicadas en la sujeción de  nuestro cuerpo y son el soporte de la musculatura paravertebral, cuadrado lumbar y  músculo psoas.

Pues bien; el cuadrado lumbar está relacionado con intestino grueso, el psoas con el riñón. También están implicados los glúteos medio y mayor, junto con el piramidal que conectan con el meridiano MC o CX

Si uno de estos músculos se muestra débil tenemos que buscar el origen del problema en uno de estos órganos o meridianos.

El analgésico, aunque en el momento quite el dolor, más adelante agravará el problema. Sería necesario utilizar un analgésico que no dé complicaciones y sea natural si queremos, de momento, aliviar el dolor.

Pero si lo que queremos es que el problema se cure y no vuelva, deberemos averiguar la causa desde el riñón, el intestino grueso o MC.  Si no solucionamos la causa y solo aliviamos el dolor, se puede originar una lesión más grave, ya que la causa de la lumbalgia es por un músculo débil y éste no se fortalecerá sólo con un analgésico.

Si lo que presenta la persona es el Psoas débil y no es por una disfunción estructural del propio músculo, preguntaremos al cuerpo.

Preguntar al cuerpo a través del test muscular requiere un terapeuta bien entrenado en la técnica de la Kinesiología Aplicada ya que para realizar el test muscular es necesario un profundo conocimiento de cada movimiento muscular, función, nutrición y las relaciones con otros órganos y meridianos.

Cuando un músculo se muestra débil lo incluimos en el circuito de test, a partir de aquí preguntaremos a través del sistema de Mudras si lo que estamos testando es prioritario. Si no fuera prioritario quiere decir que no es el origen del problema y tendremos que buscar qué musculo nos da esta información.

Una vez que tenemos un músculo en el circuito que es prioritario, siguiendo el proceso de mudras, preguntaremos a qué nivel está: estructural, químico, emocional, psicosomático, energético, etc.

Una vez que tenemos fijado el origen ya podemos aplicar una terapia.

El problema lumbar, que era el síntoma que traía la persona, puede tener un origen emocional o psico-somático y por más que queramos tratarlo con un medicamento el problema persistirá e incluso puede agravarse. La ayuda y solución estarán de la mano de la resolución del conflicto emocional que está en la base de la lumbalgia.

Si el problema estuviera causado por una disfunción estructural deberá tratarlo un osteópata o persona cualificada.

Si el problema estuviera causado por una carencia química deberemos realizar un test con la fitoterapia adecuada.

¿cómo sabemos que es la terapia adecuada?

Al realizar el test del músculo (psoas por ejemplo) si ponemos en el campo magnético de la persona el producto adecuado, el músculo inmediatamente se fortalece.

CAMPO MAGNÉTICO: Ya sabemos que somos energía que generamos un campo alrededor nuestro y que además se puede medir y fotografiar con la cámara Kirlian.

Al acercar cualquier producto a nuestro campo magnético éste reaccionará a través del músculo correspondiente al órgano afectado en positivo o en negativo. Por medio de los Mudras sabremos si ese producto es el adecuado.

Con este método ayudaremos a la persona a encontrar la causa de su lumbalgia y actuar desde el origen.

Además de una profunda formación en Kinesiología Aplicada el terapeuta deberá tener conocimientos muy sólidos en Medicina Biológica y otras técnicas como terapia Biomagnética y Descodificación Biológica; así tendrá un conocimiento integral completo. En nuestra Escuela Casi Natural ofrecemos los cursos completos para la práctica como profesional.

 

Manuel J. Alvarez Rodríguez

Titulado superior en Naturopatía – Profesor de Kinesiología Aplicada

Director del Centro y Escuela de Terapias  “Casi Natural” en Madrid

www.casinatural.com – manuel@casinatural.com

Cofenat nº 3105