Entradas

¿Por qué tenemos problemas digestivos?

Acidez, ardor de estómago, digestión pesada y lenta,  gastritis, ulceras gástricas, “malas digestiones”, dolor de estómago, gases, hinchazón de vientre, diarreas, enfermedad de Crohn, colon irritable, etc.. etc…

Normalmente, para todos estos síntomas hay una o dos curas en la medicina oficial, que va del Almax al omeprazol y poco más.

Pero todos estos medicamentos solo alivian el síntoma y tendremos que depender de ellos toda la vida si no tratamos la raíz del problema.

Una de las causas más comunes radica en la alimentación. Ingerimos grandes cantidades de azúcar por medio de todos los azúcares que la industria añade a los alimentos, sobre todo los procesados. Si leemos bien las etiquetas, todos llevan algún tipo de azúcar o edulcorante y todos están autorizados como no perjudiciales para la salud en las dosis que marca la legislación.

Normalmente sobrepasamos en un 300% las recomendaciones de la OMS.

Refrescos, gominolas, mermelada, pasteles o galletas y otros que no solemos tener en cuenta como galletas saladas, cereales de desayuno, zumos de frutas comerciales, snacks, salsas como el ketchup, panes de molde, pizzas  y pan en general contienen una elevada cantidad de azúcares.

Otro aditivo verdaderamente dañino  es el GLUTAMATO MONOSÓDICO o GMS sintético.

El consumo excesivo de azúcares conlleva una dieta hipercalórica,  por lo que la principal consecuencia evidente es la ganancia de peso y, con ello, el mayor riesgo de padecer obesidad.

Un exceso de fructosa que suponga más del 10 % de la ingesta calórica total, se ha relacionado con un mayor riesgo de hipertrigliceridemia y con un mayor riesgo cardiovascular y  una intolerancia a la fructosa.

¿Por qué necesitamos tanto azúcar?

Nuestra primera alimentación es la leche materna que es dulce. A partir de ahí nuestro entorno se encarga de educarnos para que dependamos de lo dulce.

El estómago está relacionado con la nutrición, con la madre.

Cuando tenemos un problema acudimos a nuestra madre y si esta no está recurriremos a algo dulce…por lo que es muy fácil adquirir una dependencia del  dulce.

A nivel biológico, el exceso de dulce lleva consigo el desarrollo del hongo-levadura denominado cándida albicans con unas consecuencias nefastas para todo el sistema vital.  Este hongo crece y se desarrolla en el sistema digestivo en la medida en que ingerimos azúcares rápidos, edulcorantes, levaduras y productos fermentados, etc, creando un verdadero desastre a todos los niveles.

Hoy día proliferan las “panaderías” que hacen el pan al momento. Este pan se conserva a medio fermentar a una temperatura que impide que fermente y directamente va a horno saliendo así un pan calentito , que con los azúcares añadidos y los lacteos, lo hacen delicioso al paladar. A veces nos encontramos que este pan viene a medio cocer porque así no se endurece y dura más. De esta forma tenemos una miga de pan que es como una pasta. Como viene a medio fermentar, nuestro digestivo es el que se encarga  de completar la fermentación. De esta forma, la cándida Albicans irá creciendo más y más con la levadura que le aportamos.

La insulina es una hormona producida por el páncreas endocrino que transporta el glucógeno a la célula  para que ésta produzca energía. Cuando la cándida está suficientemente desarrollada, bloquea la insulina y con ello sobreviene el agotamiento y el cansancio por pérdida de energía. La reacción del sistema, al no tener energía, es convertir todos los hidratos en grasa por lo que sobreviene la obesidad.

En medicina biológica abordamos el tratamiento de la cándida con terapia Biomagnética, probióticos específicos y fitoterapia adecuada, además de una dieta equilibrada.

La eliminación de la Candida Albicans es la clave para tratar otra serie de problemas tanto digestivos como hepáticos, ansiedad, y muchos otros,  ya que si no tenemos energía nada funciona. La cándida Albicans ejerce un efecto barrera para cualquier tratamiento ya que lo bloquea.

Manuel J. Alvarez Rodríguez

Titulado superior en Naturopatía – Profesor de Kinesiología Aplicada

Director del Centro y Escuela de Terapias  “Casi Natural” en Madrid

Cofenat nº 3105  –  www.casinatural.com

Equilibrio Emocional con Kinesiología Aplicada

Arthur Schopenhauer dijo: “Toda verdad atraviesa tres fases: primero es ridiculizada; segundo, recibe violenta oposición; tercero, es aceptada como algo evidente”.

En estos últimos años hemos pasado de lo que se ha llamado el curanderismo (como forma ridícula de seguir la línea de lo natural)   a un ataque directo a lo que se denominan “Terapias Naturales” y tanto los que tienen el poder como los que manejan la información se encargan de instalar en la sociedad una creencia errónea ya que se maneja esa información sin lugar a réplica por parte de los atacados. Esto es lo que hacía la Inquisición en la Edad Media, que durante 400 años, EN NOMBRE DE DIOS” se quemaba a todo aquel que le llevaba la contraria a la SANTA IGLESIA”. Ahora se hace lo mismo pero “EN NOMBRE DE LA CIENCIA”.

Afortunadamente , y a pesar de la indefensión que todos los practicantes de estas terapia, la mayoría grandes profesionales, muchos científicos están dirigiendo su mirada hacia lo evidente y demostrando, desde la ciencia lo que en realidad es evidente.

El Dr. Bruce Lipton, Biólogo investigador de la Epigenética, Bradley Nelson, Greg Braden y una legión más, junto con muchos médicos de carrera que practican estas terapias naturales  evidencian este hecho.

Lo cierto es que en nuestro cerebro guardamos una serie de programas que manejan nuestra energía haciendo que ésta fluya o se bloquee y como consecuencia tengamos o no salud

Según  esto, en el momento que somos engendrados y hasta los seis años, grabamos en nuestro sistema el manual para el resto de nuestra existencia. De esta forma, el aprendizaje recibido y los mandatos parentales y de nuestro entorno condicionará nuestras experiencias. Pero lo importante es que estos programas y otros que acumulamos durante la vida, pueden ser eliminados para que nuestra energía fluya correctamente.

Por  medio de la Kinesiología Aplicada podemos determinar exactamente en qué momento se produce el Schok y aplicar la terapia adecuada. Esta técnica nace en EEUU en los años 60 y ha evolucionado hasta nuestros días de tal forma que, a través de una serie de test musculares; unos 50 músculos), podemos establecer un diálogo con el cuerpo de cualquier persona a través de una serie de estímulos que producen una reacción y por medio de esa reacción establecer el origen del problema ya que cada músculo de nuestro cuerpo está conectado directamente con un órgano de nuestro cuerpo. Así, el Psoas está ligado a Riñón de tal manera que si tenemos un problema en la rodilla, cadera o vértebra lumbar, puede estar relacionado con algún proceso renal. Pero el riñón no solo tiene una función fisiológica sino que además se relaciona con los miedos e indecisiones. En él se asienta el Qi ancestral según la M.T.C. que nos da seguridad en nosotros mismos.

UN CASO REAL; Una persona joven, 40 años,  acude a la consulta con un problema de hipertensión arterial (120/170) desde hace varios años que que no puede controlar con medicación. Por medio le la Kinesiología Aplicada, vemos que tiene un estado de alerta grande con exceso adrenalínico (lo que llamamos un vacío de Yin) y además adicción al dulce. También se detecta una cándida Albicans que causa la adición al dulce.

Después de tres sesiones y un control de la Cándida Albicans la  presión sanguínea se estabiliza en 88/128 .

El origen de la alerta que causaba la hipertensión era que en la adolescencia, a los 15 años no podía salir con sus amigos por imposición familiar, lo cual impedía la expansión del SHEN (corazón) causando así una represión de esta energía. Ello le llevó a lo largo de su vida a ser una persona nerviosa e inquieta a pesar de practicar técnicas de relajación como el Yoga y el Tai-chi.


Manuel J. Alvarez Rodríguez

Titulado superior en Naturopatía – Profesor de Kinesiología Aplicada

Director del Centro y Escuela de Terapias  “Casi Natural” en Madrid

Cofenat nº 3105

www.casinatural.com

Adelgazar con Medicina Biológica. ¡No tires la toalla!

Adelgazar con Medicina Biológica. ¡No tires la toalla!

          “La Medicina Biológica caracteriza a la Obesidad por un enlentecimiento del avance del bolo alimenticio en estómago e intestino delgado, asociado a un estancamiento enzimático.”

 

 Según la fisiología, obesidad es una enfermedad en la cual las reservas naturales de energía, almacenadas en el tejido adiposo, se incrementan hasta un punto en el que ponen en riesgo la salud o aumentan la mortalidad.

En la Consulta de Naturopatía y Kinesiología Aplicada,  basamos el estudio y control de las personas que padecen obesidad, en función de sus características individuales y aplicando las aportaciones que para este terreno nos ofrece la Medicina Biológica.

La Medicina Biológica es un sistema novedoso y avanzado que unifica los conocimientos de la Medicina Tradicional China  con la Medicina Occidental, atendiendo a las causas concretas de cada patología, en cada persona. Compila los síndromes de la Medicina Tradicional China, en 20 síndromes esenciales y traduce toda la terminología oriental  a terminología de fisiología y medicina científica occidental.

En Medicina Biológica, el problema de fondo en la constitución de la obesidad común es la Deficiencia de Qi en Bazo y Riñón que induce Flemas y Mucosidades Turbias. De aquí se derivan las acumulaciones de agua, flemas, sangre y enzimas que  constituyen la obesidad.

Se caracteriza por un enlentecimiento del avance del bolo alimenticio en estómago e intestino delgado (Vacío de Qi de Bazo), asociado a un estancamiento enzimático en muy diversas áreas como serían páncreas y suprarrenales (Estancamiento de Qi).

Y,  observamos tres tipos de obesidad, que abordamos con alimentos aconsejados y contraindicados en función de cada una de ellas, y, además, con complementos fitoterapéuticos  específicos y terapia biomagnética con lo que potenciamos el efecto en el organismo:

              TIPO 1. Humedad en Bazo y Mucosidades turbias. Persona de constitución obesa con disnea y sofocación respiratoria, anquilosamiento torácico, falta de fuerza, sensación de pesadez corporal, lasitud ligamentosa y muscular, fáciles vértigos o mareos, hinchazón abdominal y brazos y piernas expresión de encharcamiento y lasitud. ¡capa lingual blanca y pulso fino!… y en ocasiones ¡inapetencia! o poco apetito.

La dieta aconsejada será tonificante del digestivo y drenadora de líquidos en la que estarán contraindicados los dulces en general, lácteos, helados, refrescos comerciales, grasas, alimentos derivados del trigo y alimentos fríos y crudos en general. La razón exacta de esta contraindicación no es que engorden directamente sino que inducen encharcamiento acuoso y mucoso.

              TIPO 2. Plenitud o Exceso de Calor en Bazo y Estómago. Este terreno señala un organismo absolutamente diferente al grupo primero. Para empezar, este obeso es polifágico, siempre tiene hambre. Hambre imperiosa que le induce a comer mucho. Su aspecto no es fofo ni edematoso sino atlético y robusto. Cara rubicunda, boca y lengua secas, tendencia a estreñimiento (como por ejemplo defecación cada dos días), capa saburral amarilla y pulso tenso y fuerte.

Estos signos señalan una biología de Calor y de Yang, de sequedad interna, de absorción intestinal óptima y de acumulación de triglicéridos en cintura primero, en espalda después.

La dieta específica que cierra la cura de las obesidades en terreno de Plenitud o Exceso de Calor en digestivo será la que inhiba este exceso metabólico gástrico, pancreático y duodenal que caracteriza la hiperfagia. Contraindicaciones: Picantes, grasas y alimentos calientes.

              TIPO 3.  Estancamiento de Qi y Sangre.  Se trata de tendencias biológicas a bloquear enzimas y en general material fisiológico neuroendocrino (Estancamiento de Qi) o de sangre en la microcirculación de un área determinada (Estancamiento de Sangre).

La dieta específica de este tipo de obesidad debe drenar la acumulación enzimática bloqueada en el ámbito digestivo que constituye la clave del sobrepeso. Contraindicaciones: Alimentos de naturaleza caliente y sabor picante y amargo, picantes en general, pimiento, ajo, pimienta, alimentos crudos, trigo, dulces, café, vino, alcohol, valeriana. También están contraindicados la uva, yogurt y canela.   

Es imprescindible establecer con precisión cada uno de los síndromes. La simple observación de los síntomas, a veces conduce a error, ya que éstos pueden estar mezclados y la persona puede manifestar una sintomatología mixta. Por ello nos basamos y hacemos uso de la Kinesiología Aplicada, una herramienta que no solo hace esta precisión, sino que nos da la forma de equilibrio más efectivo, a la vez que detecta rápidamente la posible interferencia de una Cándida Albicans, un bloqueo emocional o energético, como una interferencia dentaria, intoxicación por metales pesados, etc.

En todos los casos de obesidad es imprescindible detectar si hay cándida en digestivo y abordarla con terapia biomagnética y una fitoterapia correctora eficaz. 

Debemos también tener en cuenta que el sedentarismo es un factor muy importante ya que si no “quemamos” la energía que ingerimos se produce un desequilibrio en detrimento de acumulación energética que nuestro cuerpo transforma en grasa. 

Con todas estas aportaciones, la persona adelgaza fácilmente y sin  gran esfuerzo ya que se estabiliza el organismo desde el problema origen. Y si existiera bloqueo psicosomático se realiza una intervención con técnicas transpersonales.

La experiencia en la Consulta nos muestra cómo, muy frecuentemente, la persona puede perder, sobre todo volumen, dentro de los primeros 15 días,  yendo en progresión hasta que su cuerpo se ajusta al peso ideal según su constitución. Y la estabilización, normalmente, se produce en 40 días.

Manuel J. Alvarez Rodríguez

Titulado superior en Naturopatía – Profesor de Kinesiología Aplicada

Director del Centro y Escuela de Terapias  “Casi Natural” en Madrid

Cofenat nº 3105

www.casinatural.com