¿Qué es la Terapia Biomagnética?

Es una terapia complementaria que no pretende sustituir, ni ser alternativa, ni competir con los tratamientos médicos tradicionales o alopáticos, es conocida por Terapia de Biomagnetismo o Terapia Biomagnética o Terapia del Par Biomagnético.

“Ahora nos damos cuenta de que el fenómeno de las interacciones bioquímicas y finalmente la vida misma tienen que ser entendidas en términos de electromagnetismo” Richard P. Feinman. Premio Nobel de física 1965

Tiene su origen en las observaciones del Dr. Isaac Goiz que, basándose en anteriores descubrimiento sobre el Biomagnetismo, los campos magnéticos y la acidez y alcalinidad de las células, estableció un protocolo  para la aplicación de una serie de  “pares de imanes” sobre puntos concretos del cuerpo que poseen las mismas características bioenergéticas, con el fin de facilitar el equilibrio del pH (potencial de hidrógeno) del organismo y disminuir con ello la posibilidad de padecer disfunciones.

Los valores del pH tienen un rango de medición de 0 a 14, siendo 7 el valor de pH neutro, de 0 a 7 es ácido, y de 7 a 14 es alcalino. La sangre humana tiene un pH ligeramente alcalino, ese valor se mantiene constante a través procesos homeostáticos propios de nuestro sistema biológico para asegurar la supervivencia ya que esta no sería posible si la sangre se vuelve ácida, o básica.

El 70% del cuerpo humano está formado de líquido y la mayor parte de este se encuentra dentro de las células (líquido intracelular),  alrededor de un tercio se encuentra en los espacios por fuera de las células y compone lo que conocemos como líquido extracelular.

El Líquido extracelular, al que se conoce como medio interno del cuerpo, se encuentra siempre en movimiento en el organismo y en él se encuentran los iones y nutrientes que se requieren para que las células conserven su función. El equilibrio de este medio interno depende de la variabilidad del pH.

El líquido que envuelve a nuestras células tiene unas variaciones de PH mucho más oscilantes que el ideal que necesita nuestra sangre, está en función de lo que comemos, del entorno que nos rodea, del estrés, de nuestro estilo de vida.

Y, al igual que en una piscina debemos mantener estabilizados los valores del pH para que el agua mantenga un equilibrio saludable y no críe HONGOS, BACTERIAS NI VIRUS, también nuestro organismo necesita esa homeostasis.

Un virus necesita un terreno ácido para desarrollarse. Si no encuentra ese terreno ácido en nuestros líquidos corporales, muere. Cualquier virus, bacteria u organismo extraño a nuestro sistema no tendrá oportunidades de supervivencia si el terreno no es el adecuado.

¿Qué síntomas pueden revelarnos un pH o terreno ácido?

  • Facilidad para contraer infecciones
  • Falta crónica de energía, decaimiento, astenia.
  • Propensión a la fatiga y a sentir frío.
  • Dificultad para recuperarse.
  • Sobrepeso
  • Debilidad ósea
  • Dificultad para dormir
  • Tendencia depresiva, tristeza, desánimo o también hiperactividad.
  • Encías inflamadas y sensibles.
  • Sensibilidad de los dientes al frío, al calor o al ácido.
  • Caries y debilitamiento de los dientes.
  • Cabellos sin brillo, caída del cabello.
  • Ardor en el recto o vías urinarias, diarrea.
  • Piel seca, agrietada, eccemas secos.
  • Uñas frágiles, quebradizas, hendidas, estriadas, manchadas.
  • Calambres o espasmos musculares.
  • Problemas en las articulaciones, desmineralización.
  • Ciáticas.
  • Excesiva sensibilidad al dolor.
  • Facilidad para contraer infecciones

¿Cómo aplicamos la Terapia Biomagnética en Casi Natural?

Colocamos imanes de una potencia entre 1000 y 30000 GAUS en distintos puntos del cuerpo usando la polaridad (NORTE – SUR): el polo norte de un imán en una zona determinada del cuerpo y el polo sur de otro imán en otra zona del cuerpo que resuena bioenergéticamente con la anterior.

En nuestro centro producimos una innovación sobre esta técnica ya que el punto preciso de colocación de imanes lo determinamos a través del test muscular con Kinesiología Aplicada.

Al establecer el testaje con  Kinesiología Aplicada reducimos el tiempo de búsqueda del par adecuado que en la terapia del Par biomagnético convencional suele ser muy extenso e incrementamos el nivel de precisión al determina qué pareja de imanes debemos utilizar y el punto exácto donde colocarlos.

Ampliando de este modo la efectividad y rapidez a la hora de su aplicación.

En la actualidad manejamos 560 pares de imanes relacionados con múltiples disfunciones

También ayudamos al restablecimiento del  equilibrio de un órgano que está “sobrecargado” a costa de otro agotado (ley de las 5 funciones) con dos imanes: Hongos, Virus, Bacterias, Reservorios, Psicosomáticos, Metales pesados, etc.

Y podemos también energetizar o sedar un meridiano de acupuntura utilizando la terapia biomagnética.

Si quieres solicitar una cita, llámanos a  912109148620470302 – 699967459 ó escríbenos.