Imanes para el dolor de muelas

Son muchas las personas que nos consultan cómo poner los imanes cuando hay dolor de muelas. El empleo indiscriminado de imanes cuando molesta alguna pieza dentaria no es lo más recomendado. Hay que determinar qué hay detrás de esa molestia antes de usar los imanes para aliviar cualquier dolor de dientes o muelas.
biomagnetismo-dolor-muelas-chico-con-muela-picada

Biomagnetismo para el dolor de dientes y muelas

Las molestias y el dolor en muelas y dientes es algo que nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida.

Cuando nacen los primeros dientes (los que llamamos de leche) ya lo hacen abriéndose paso, firmes, rompiendo la encía y generando irritación y dolor en los bebes. Y cuando ya parece que han emergido todos, hacen su aparición las muelas del juicio, descolocando y generando en muchas ocasiones infinidad de problemas.

Aun así y al igual que con el resto de nuestro cuerpo, no solemos tomar consciencia de que están ahí o de su importancia hasta el momento en el que inevitablemente se hacen presentes anunciándose a bombo y platillo con molestias, dolor, sensibilidad, rechinado, abscesos o quistes.

El tejido interno, el externo que lo rodea, los nervios internos y lo que se llama la pulpa dental está afectada de algún modo o hay una rotura, fisura o grieta en la dentina o en un relleno, en la parte más externa. Sea cual sea la causa aparente o el origen nos avisa que existe un problema del que tenemos que ocuparnos.

Nos informa quizá de que existe alguna caries, quiste, absceso, algún diente agrietado, infección, empaste mal sellado, enfermedad en las encías, bruxismo o rechinar de dientes.

Acudimos entonces a los profesionales en odontología para que nos ayuden a aliviar el dolor y nos den la solución. Desde esa disciplina nos recomiendan la higiene diaria y las revisiones frecuentes, algo que nos va a ayudar a estar mas atentos a cualquier cambio que pueda conllevar molestias o degradación de nuestros dientes.

En nuestro centro de terapias naturales Casi Natural , te ayudamos a prevenir y solventar lo que se oculta tras la aparición de los síntomas y a aliviar algunas de las molestias o dolor en dientes y muelas. Lo hacemos desde una perspectiva holística, complementaria y alternativa a través de la Terapia Biomagnética o Terapia con Imanes.

La Terapia Biomagnética consiste en colocar imanes de una potencia entre 1000 y 30000 GAUS en distintos puntos del cuerpo usando la polaridad (norte-sur): el polo norte del imán se coloca en una zona determinada del cuerpo y el polo sur de otro imán en otra que resuena bio-energéticamente con la anterior.

El Biomagnetismo (el campo magnético que se establece en nuestro cuerpo al colocar los pares de imanes) ayuda a restablecer el equilibrio del PH sanguíneo que en el caso de los humanos debe oscilar entre 7.35 y 7.45.

Ese equilibrio es la regulación entre acidez y alcalinidad. Si el PH es mas bajo que ese 7.35 hay un exceso de acidez que va a facilitar en el terreno en el que se desenvuelven nuestras células el incremento y desarrollo de las infecciones, se puede dar una falta crónica de energía, decaimiento o astenia y muchos otros síntomas.

En el tema que nos ocupa, esa sintomatología por un exceso de acidez va a afectar a las encías que se van a inflamar y a menudo hay sensibilidad de los dientes al frío, al calor o al ácido, desmineralización y una excesiva sensibilidad al dolor.  La acidez facilita la tendencia a la aparición de caries y al debilitamiento de los dientes.

Desde Casi Natural promovemos el enfoque preventivo y holístico de la salud dental.

Existen muchos factores que contribuyen al incremento de esa acidez en nuestro organismo, entre ellos la nutrición desordenada, el entorno en el que vivimos, el estrés crónico y en definitiva el cuidado y la desatención hacia nosotros mismos.

En Casi Natural, a través del test muscular (Kinesiología Aplicada) se determinan los pares de imanes a aplicar en el cuerpo de la persona para ayudarle a restablecer el equilibrio del PH en sangre y así se actúa en la parte biológica del origen de sus síntomas.

biomagnetismo-dolor-muelas-tarjetas-test

¿Cómo poner los imanes para el dolor de muelas?

El uso de imanes para aliviar el dolor, sin observar qué está detrás de ese síntoma no lo aconsejamos en nuestra consulta. Siempre hay que entender que un imán tiene dos polaridades: Norte y Sur. Cada uno tiene una propiedad distinta. El polo Norte Alcaliniza y relaja y el Polo Sur acidifica e inflama. Por lo tanto, ante una inflamación deberemos aplicar el polo Norte y nunca el polo Sur, ya que estaríamos incrementando el problema.

La aplicación indiscriminada de un imán en una muela o diente con dolor no suele tener ningún efecto sobre el mismo y si por un efecto “placebo” se consiguiese momentáneamente atenuar, disminuir o incluso finalizar el dolor quizá sería más perjudicial a la larga ya que estaríamos eliminando la señal de alerta que emite nuestro cuerpo para que nos ocupemos de averiguar el origen de lo que nos está ocurriendo.

La desatención hacia nosotros mismos, como hemos comentado, “suma” a los factores que incrementan la acidez en nuestro terreno sanguíneo y en muchas ocasiones suele traducirse en una inconsciencia sobre nuestras emociones, creencias y pensamientos que a su vez se relacionan con nuestro sistema biológico.

Nuestros órganos internos se relacionan con nuestras emociones y éstas son suscitadas por nuestras creencias, conscientes o no.

El Dr. Georges Goodheart, junto con otros autores, el padre de la Kinesiología Aplicada nos muestra como las patologías en el terreno dentario se relacionan energéticamente con el resto del organismo.

Por ejemplo, nos muestra la interconexión entre las dolencias de los dientes que conocemos coloquialmente como “colmillos” (situados en la mandíbula superior) con la cadera, el ojo, el lóbulo posterior de la hipófisis, con la vesícula y vías biliares, con algunas partes de la rodilla, con algunas vértebras dorsales como la 9 y la 10, con algunos segmentos medulares T8, T9 y T1

¿Qué significa esta correspondencia energética entre dientes o muelas y órganos? 

Siguiendo con el ejemplo, cualquier afectación de la cadera, el ojo, vesícula etc. que hemos mencionado, va a poder tener una manifestación sintomática en la salud y equilibrio de nuestros “colmillos”.

Pueden ser también problemas orgánicos o glandulares que se reflejan en un diente o muela.  A principios del siglo 20, el Dr. Adler, médico alemán trazó un mapa con las relaciones entre cada diente y muela y el órgano o glándula correspondiente. Así, si tenemos un problema en el hombro que es por un traumatismo, se reflejará en el diente 14 ó 24 y viceversa. A su vez estará mostrando un problema en pulmón y/o intestino grueso.

Aquí es donde a través de la Kinesiología aplicada podemos evaluar y tener en cuenta las molestias o dolores de dientes y muelas que  manifiesta el cliente para, a través del test muscular, determinar la incidencia que puedan estar reflejando sobre los órganos internos relacionados energéticamente con aquellos.

De este modo, partiendo de una manifestación dental se ofrece una perspectiva holística para el equilibrio energético y biológico del cuidado de la salud en general.

Manuel J. Alvarez
Manuel J. Alvarez
Titulado superior en Naturopatía – Profesor de Kinesiología Aplicada Director del Centro y Escuela de Terapias “Casi Natural” en Madrid www.casinatural.com – Cofenat nº 3105 – manuel@casinatural.com

Seguir Leyendo Post:

Artículos por categorias

Buscar en el Blog

Artículos Relacionados

blog-casinatural-prepara-higado-primavera-alergias

PREPARA TU HÍGADO QUE LLEGA LA PRIMAVERA

Nuestro organismo es un reflejo de la naturaleza que nos rodea y debe adaptarse a los ciclos que esta genera. La Kinesiología
Aplicada es nuestra aliada para indicarnos qué órganos debemos equilibrar relacionados con el hígado y qué dieta o productos tenemos que aportar a nuestro organismo para alcanzar el equilibrio para entrar al siguiente ciclo.

Leer más »
blog-casinatural-problemas-digestivos-mujer-manos-en-estomago

¿POR QUÉ TENEMOS PROBLEMAS DIGESTIVOS?

Acidez, ardor de estómago, digestión pesada y lenta, gastritis, ulceras gástricas, “malas digestiones”, dolor de estómago, gases, hinchazón de vientre, diarreas, enfermedad de Crohn, colon irritable…

Leer más »