Almas Perdidas, Apegos y otras Energías


Te ocurre que observas o sientes

  • Percepciones que te hacen sentir raro o diferente
  • Emociones, pensamientos que aparecen y nunca antes los habías sentido, raros y obsesivos
  • Visiones de fallecidos, sombras o entidades
  • Sueños recurrentes con algún conocido fallecido
  • Percepción o sensación de no estar solo
  • Fenómenos electromagnéticos inexplicables
  • Cambios repentinos en la personalidad o en el humor

Vamos a intentar entender qué puede estar pasándote y a plantear estos fenómenos desde la perspectiva de las Almas Perdidas y otras Energías.

El proceso del Tránsito, tras la muerte de nuestro cuerpo físico (el vehículo de acción en la materia), aunque para la mayoría suele ser sencillo, en algunas ocasiones no resulta fácil y liviano.

Muchas almas quedan retenidas en planos de vibraciones más pesadas y no encuentran el modo de elevarse y alcanzar la liberación.

Somos almas que, utilizando diferentes vehículos interconectados, nos sumergimos en la experiencia de encarnación en el Planeta Tierra.

La Vida es solo una, el Alma es la que experimenta esa Vida en diferentes planos de manifestación.

Los vehículos mas densos son los que pueden interactuar en la vibración de este planeta y, tras el momento de la muerte física, el alma debe desprenderse de ellos para regresar a su Hogar y continuar su evolución. A este proceso se le denomina el Tránsito.

Es similar al uso de un equipo de submarinismo, que nos permite bucear en las profundidades marinas, del que debemos desprendernos al llegar a la superficie. El Alma se sumerge empleando un equipo que le permite tener una experiencia en este planeta y tras la misma se libera de los componentes que le han permitido conocer y experimentar otras vibraciones mas pesadas de la materia.

Los vehículos densos, son los que en algunas corrientes de sabiduría, han denominado el cuaternario inferior, y lo componen:

  • Vehículo Físico (Cuerpo físico)
  • Doble Etérico o Prana
  • Vehículo Astral: Emociones y Deseos
  • Vehículo Mental Inferior

Estos vehículos son los que dan forma a la Personalidad que encarna en el Planeta.

En el proceso del Tránsito, algunas almas encuentran dificultades para ascender o trascender y quedan “atrapadas” en el plano astral (emociones-deseos-energía mental inferior)

Ese Plano es una capa vibracional que envuelve al Planeta Tierra. En él hay confluencia de múltiples entidades, entre las que se encuentran aquellas que nos ocupan: desencarnados y energías densas.

En la tradición ocultista hay 7 planos y tras la muerte, el Alma asciende gradualmente soltando los vehículos del cuaternario inferior correspondientes a cada plano para pasar a otro superior.

Los motivos frecuentes por los que los desencarnados en Tránsito suelen quedar retenidos pueden ser, por ejemplo:

  • No se dan cuenta que han fallecido: es posible que la muerte se produzca en confusión, en pérdida de consciencia.
  • La muerte es imprevista, inesperada: accidentes, suicidios o violencia. (Os acordaís de la película “El sexto Sentido” ¿verdad?)
  • No haber pensado o haberse planteado cuestiones sobre la vida más allá de esta experiencia en la Tierra o no haber realizado ninguna práctica espiritual
  • Apego a seres queridos, o apego de los seres queridos al desencarnado, apego a pertenencias, asuntos sin resolver, conductas adictivas que le atan.
  • Preocupaciones o conflictos
  • Miedos, culpa, creencias

Cuando esas almas quedan atrapadas, en ocasiones encuentran refugio en las proximidades y acompañando a las personas vivas.

Así por ejemplo podemos encontrar:

  • Almas de Familiares que no quieren dejarnos o a las que no queremos dejar
  • Almas o Energías que encuentran una resonancia o afinidad en nosotros que les hace sentir cómodas y se refugian
  • La luz que emanamos y es visible en su plano les atrae.
  • O nos acompañan por Karma u Obsesión, por asuntos que arrastramos de otras existencias, de otras vidas

Las consecuencias en los vivos de esa proximidad de los desencarnados u otras energías pueden traducirse en las sensaciones y sucesos que comentamos al inicio de este texto.

Ayudarte a afrontar esas percepciones, encontrar entendimiento y liberación es uno de los objetivos que nos mueven en los Talleres de Almas Perdidas, Apegos y Otras Energías que ofrecemos en nuestro Centro Casi Natural.

Otro de los objetivos es dar su “buen lugar” a todo ello e impulsar a las almas a encontrar el deseo y la conexión mínima necesaria para trascender a otros planos vibratorios mas sutiles y facilitar la desactivación, desvinculación y disolución de las energías de vibraciones mas densas.

María del Pilar Molina Ruiz

Terapeuta Transpersonal, Licenciada en Psicología.

Directora del Centro y Escuela de Terapias  “Casi Natural” en Madrid

www.casinatural.com   –  Cofenat nº 5086 – pilar@casinatural.com